Una Infraestructura de Datos Espaciales (IDE) está enfocada en la necesidad de intercambiar y compartir información georreferenciada, sobre todo cuando esta información está distribuida en diferentes bases de datos de entidades públicas y privadas.

En la práctica existe una complejidad inherente al intercambio de este tipo de información, pues debido a su componente georreferenciado, pueden tener diferentes escalas, diferentes precisiones, diferentes formatos o ser elaborados considerando diferentes métodos y criterios.

Esta situación puede generar que dos capas de información o dos bases de datos geográficas del mismo tema, centros poblados por ejemplo, no sean integrables pese a ser parte del mismo ámbito geográfico.

Los estándares son especificaciones acerca de cómo debe desarrollarse una tarea o función determinada y están basados en acuerdos entre una o más entidades o un determinado grupo de personas.

En un ambiente como el nuestro, donde la producción de datos geográficos se da de manera descentralizada (muchas entidades produciendo información geográfica), el uso de estándares se convierte en un factor crítico para integrar los datos que provienen de diferentes entidades productoras de información y así evitar la duplicidad de presupuestos y efuerzos en la construcción de estos datos.

Por su rol en el proceso de implementación de la Infraestructura de Datos Espaciales del Perú (IDEP), hemos agrupado los estándares en dos familias:

Estos dos tipos de estándares constituyen la base sobre la cual se constituye la Infraestructura de Datos Espaciales del Perú (IDEP), pues permiten tanto la integración de datos georreferenciados de diferentes fuentes como el intercambio de éstos vía servicios.